Sorprendentes claves del éxito

Publicado el noviembre 9, 2017

Un estudio descubrió los tres secretos que te lanzarán a la cima. (El talento no es uno de ellos).

Para alcanzar el éxito en tu campo laboral no necesitas tener los recursos monetarios de Oprah ni la inteligencia de Bill Gates. Según un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, además de talento, para ascender en tu profesión necesitas ciertas cualidades clave… y hay algunas que probablemente ya tienes. Sentir pasión por lo que haces, ambicionar otras cosas a largo plazo y perseverar en tus propósitos se consideran los grandes vaticinadores del éxito, dice Angela Duckworth, autora principal del estudio y profesora de sicología en la Universidad de Pennsylvania.

Desde luego, estas cualidades tienen sentido: la pasión te mantiene entusiasmada con el trabajo duro que se requiere de ti. La ambición te ayuda a apuntar alto. Y la perseverancia te permite superar los inevitables obstáculos. “Lo que sorprende a la mayoría de las personas es que estas simples características pueden realmente vencer a la inteligencia y la experiencia cuando se trata de lograr lo que deseas”, señala Carol Frohlinger, directora de Negotiating Women. Si te dedicas a desarrollar estos rasgos, vas camino al estrellato. Aquí, te decimos cómo lograrlo.

SECRETO PARA EL EXITO #1

Pasión

La alegría de ser parte de la empresa donde trabajas te ayuda a mantener el rumbo hasta en los días más tediosos. Pero la pasión no va a tocarte a la puerta. Tienes que salir a buscarla. “Debes explorar hasta que encuentres algo que te hable’ “, dice Rebecca Shambaugh, autora de It’s Not a Glass Ceiling, It’s a Sticky Floor (No es techo de cristal, sino piso pegajoso).

Para descubrir tu pasión: Piensa en las mejores características de tu personalidad. Si eres protectora, quizás dedicarte a la enseñanza sería lo mejor para ti. Si eres un torbellino social, las relaciones públicas son lo tuyo. Según vas analizando las diferentes opciones, utiliza tu red de conexiones para encontrar a alguien que se dedique a ese trabajo en particular e invitarlo a tomar un café. Si al despedirte te mueres por saber más de esa profesión, entonces vas por el camino correcto.

Pero el hecho de que ya conozcas el campo que más te gusta, no quiere decir que cualquier empleo relacionado con él te va a satisfacer. Siempre puedes seguir buscando lo que más se adapte a tu personalidad. “Piensa en lo que más te gusta hacer de tus tareas diarias y pídele al jefe que te asigne más proyectos similares”, sugiere Frohlinger. Si llenas tu agenda con actividades que te gustan, tienes un trabajo que te estimula y, por lo tanto, prosperarás en él.

SECRETO PARA EL EXITO #2

Ambición

Conformarte con tu agenda habitual no te llevará al trabajo de tus sueños. “La gente exitosa es la que labora para ser la mejor y quiere que los demás se den cuenta de ello”, dice Shambaugh. Y esa vehemencia se demuestra haciendo más de lo que se espera de ti.

Para desatar tu ambición: Una buena manera de lograrlo es asumiendo nuevas responsabilidades, ya sea aceptando un proyecto extra o asistiendo a ciertas reuniones para aprender lo que otros hacen. No sólo te irás superando, sino que le estás diciendo a los jefes que te interesa mejorar. Pero procura tener tiempo para hacer ese trabajo extra y hazlo para aprender, no para que te promuevan al instante. Las chicas ambiciosas también se niegan a estancarse en una posición por mucho tiempo. Pero únicamente si buscas nuevos retos, podrás conquistar nuevos territorios en tu carrera, alerta Shambaugh.

SECRETO PARA EL EXITO #3

Perseverancia

La perseverancia también implica flexibilidad y adaptabilidad. Digamos que has trabajado mucho en una presentación, pero tu jefe considera que debes modificarla. Cualquiera se resentiría o pondría en duda sus habilidades. Pero la chica perseverante dirá: “¡Gracias!”, y volverá a la carga.”La crítica constructiva puede ser difícil de aceptar, pero es crucial para progresar”, dice Lois P. Frankel, autora de See Jane Lead (Mi- ra cómo Jane guía). Mientras mejor la proceses, más habilidosa serás.

Para cultivar la perseverancia: Pídele a aquellos colegas en quienes confías que evalúen tu desempeño. Es más fácil digerir la crítica si viene de alguien allegado. ¿Otro tip? Si tienes éxito, pídeles que te digan cómo mejorarlo más. Eso te ayuda a abrirte y a superarte. Si la crítica te molesta, recuerda: es sólo una opinión, advierte Frohlinger. Si siempre te elogiaran, te sentirías demasiado segura. Ser innovadora no implica que todas tus ideas les gustarán a los demás, ¡basta con que los conquistes con una sola!