Las Bellas Islas de Honduras

Publicado el agosto 16, 2018

ROATÁN, ISLAS DE LA BAHÍA, dicen que el Caribe guardó un secreto muchos años. Colores en un arrecife rico y biodiverso, paisaje con horizonte azul turquesa y montañas cubiertas de selva tropical serían las señas en el mapa que lleva a este tesoro natural hondureño. Sus islotes y cayos son la forma que tiene el Caribe de explicar el paraíso. La seña definitiva de que has llegado es que caminas por sus aguas viendo tus huellas en el fondo de arena fina, casi color marfil. Ahora, un millón de personas al año encuentran ese mapa y lo siguen en aviones directos, cruceros y ferris, para encontrarse con un tesoro que no cabe en un cofre.

UTILA, ISLAS DE LA BAHÍA, un paraíso natural, un imán para buzos y un escenario submarino para el arrecife coralino más grande de América; una reserva con manglares, humedales y sabanas tropicales; una escuela internacional; un punto de encuentro con el tiburón ballena; una estación de investigación y el hogar del swamper, una iguana endémica de la isla. Es uno de los lugares más seguros y baratos del mundo para obtener las licencias de buceo PADI de todos los niveles. Por eso, miles de personas llegan de todas partes para entrenarse en el patio de lujo de sus escuelas de buceo: el Arrecife Mesoamericano.

GUANAJA, ISLAS DE LA BAHÍA, tranquilidad, belleza marina y submarina, aventura y barcos piratas son cinco de los ingredientes de esta “Isla de los Pinos” que se te queda en el paladar como el ceviche, la langosta o el tapado de coco que tomas mientras el Caribe olea a unos metros. Su costa, escondite de piratas españoles e ingleses y sembrada de naufragios, te ofrece aventura. La forma en la que Guanaja se integra en los 700 km de barra coralina del Arrecife Mesoamericano, aviva un paraje distinto para buceadores expertos o principiantes, a poca o mucha profundidad. Aquí buceas o haces esnórquel inmerso en colores y rodeado de cientos de especies de peces y quizás delfines.

CAYOS COCHINOS, ISLAS DE LA BAHÍA, es un archipiélago, formado por dos pequeñas islas y cayos más pequeños, envuelto por el Mar Caribe. Es uno de esos lugares capaces de definir la palabra “paraíso”. Su riqueza natural ofrece playas y vida submarina, para vivir experiencias placenteras con 360º de océano azul turquesa en el horizonte. Los Cayos Cochinos están ubicados a 12 km y medio al noroeste de La Ceiba. Sus arrecifes coralinos, parte del segundo arrecife más grande del mundo, son ideales para hacer esnórquel entre especies de los colores más vivos. Sus aguas, cristalinas y cálidas, rodeadas por el Caribe y con suelo de arena blanca, son una invitación vital, más cercana de lo que imaginas.