Analizamos: una mujer puede viajar embarazada?

Publicado el octubre 31, 2016

Las ganas de viajar nos llegan a todos de vez en cuando, a unos más que a otros, e incluso varias veces en nuestra vida. Pero específicamente las mujeres necesitan tener en cuenta otros factores que los hombres no, y aunque pueda resultar un problema, la verdad es que es mejor informarse y estar tranquilas con esas cosas que hacen tan especial al género femenino.

Cuando nos llega ese momento natural e increíble de convertirnos en madres, las mujeres nos convertimos en un océano de emociones y sensaciones físicas, y por eso necesitamos mucho amor y apoyo de nuestras parejas y familia. Sin embargo, cuando dos planes se juntan, como el estar embarazas y querer viajar, necesitamos tomarlo con calma para actuar de la mejor manera.

No faltan las personas que piensan que porque estás embarazada, entonces estás enferma, no puedes salir, moverte o levantarte de la cama. Es como si fuera una maldición para ti en vez de la mayor alegría de tu vida. Pero por supuesto no es así! Puedes llevar una vida normal, solo que con un extra de precaución, pues necesitas también cuidar de ese bebé que llevas dentro.

Por ejemplo, es importante que si tienes pensado viajar y dependiendo del destino al que te dirijas, el medio de transporte es fundamental. Viajar en carro es algo más normal, solo que debes evitar las distancias largas y llevar siempre el cinturón de seguridad, y evitar también las carreteras en mal estado. Para viajar en avión no hay tantas precauciones, solo cuando las aerolíneas te piden un certificado médico donde se especifique que no tienes un embarazo de riesgo. Ten en cuenta que el asiento será estrecho para ti y entre más dure el viaje los mareos pueden ser un problema. Definitivamente el tren es la mejor opción, ya que podrás caminar en el recorrido, no te cansa tanto y puede ser muy rápido.

Algo que de verdad recomiendan los médicos, es que si el viaje no es de urgencia, trates de llevarlo a cabo a partir del cuarto mes, cuando el bebé no se encuentra tan frágil y así evitarás un aborto involuntario. Revisa cuidadosamente si el destino al que te diriges requiere que te pongas una vacuna en especial, ya que algunas de ellas están contraindicadas para mujeres embarazadas. Existen lugares que se consideran de alto riesgo, por lo que es tu deber informarte muy bien ya que las enfermedades infecciosas pueden ser realmente un peligro para tu bebé.

Todo es cuestión de tiempo, por lo que si no estás embarazada pero lo planeas, puedes hacer tus viajes con tranquilidad. Si ya lo estás, acomoda esa salida de acuerdo al momento del periodo de gestación en el que te encuentras y verifica tus condiciones con tu médico. Recuerda que si bien estás embarazada, no estás enferma ni mucho menos limitada, puedes esperar a tu bebé llevando una vida normal y divertida siguiendo algunas precauciones.