Parkour, el arte del desplazamiento

Publicado el agosto 2, 2018

Desde hace algunos años, podemos ver jóvenes alrededor del país saltando de un lado a otro entre edificios, esto es conocido como Parkour, una nueva disciplina deportiva que  busca el uso de todo el cuerpo como uno, en vez de manejar una serie de ejercicios orientados a un solo grupo muscular, aumentando el control físico para lograr una serie de movimientos de desplazamiento de alta dificultad.

Source: firstshowing.net

Source: firstshowing.net

El Parkour comenzó a durante la década de 1980, con un grupo de nueve jóvenes llamado  Yamakasi, una palabra proveniente de lengua lingala, que significa “Cuerpo fuerte, espíritu fuerte, persona fuerte”. Esta es la base filosófica de la disciplina, la idea de control sobre mente y cuerpo a través del Arte del desplazamiento libre, un entrenamiento físico que busca explotar el instinto como fuente principal de control de movimiento.

Este grupo francés, liderado por David Belle, quien es ahora un acróbata y actor reconocido,  desarrolló lo que hoy se conoce como Parkour a partir de diferentes prácticas deportivas, así como por la metodología de entrenamiento de Georges Hérbert, por recomendación de su padre militar, Raymond Belle.

La palabra Parkour, acuñada según David por su amigo y actor Hubert Kounde, viene de Par Cours, una palabra francesa en referencia a al entrenamiento en pista de obstáculos, la cual es una indicación transparente de la naturaleza de esta disciplina, en la que la ciudad misma y sus construcciones se vuelven parte de la pista de obstáculos por superar.

No es difícil adivinar cómo una disciplina de riesgo, visualmente impresionante y completamente urbana se convirtió en el fenómeno que es ahora, pues con la ayuda del Internet, esta especie de “fiebre de retos” se apoderó de muchos jóvenes. Lo cierto es que a pesar de ser un tanto peligroso, el Parkour representa una reapropiación de las calles por parte de los jóvenes, quienes en las últimas décadas han abandonado más y más la vida exterior por el estimulante mundo de los videojuegos y computadores.