Un poco de verde en la ciudad, ¡y en la cocina!

Publicado el septiembre 22, 2018
Source: bonnieplants.com

Source: bonnieplants.com

Cada vez hay más personas viviendo en las ciudades y menos personas viviendo en el campo. Cada vez hay más personas en el planeta, y más presión para la producción de alimentos. Por esto y por los cambios de conciencia que han revolucionado nuestra sociedad en los últimos años con respecto a las formas de vida sostenible y saludable, ahora más que nunca, todos buscamos poner un poco más de verde en nuestras vidas, y traer algo del campo a la ciudad.

Una de las formas más útiles y prácticas es crear un pequeño jardín de hierbas aromáticas en casa. Pero, muchos tal vez se pregunten ¿cómo puedo hacer eso si vivo en un apartamento sin siquiera un balcón y no logro mantener vivo ni un cactus? No hay problema, hoy es el día en que vamos a vencer todos los posibles obstáculos que nos impiden tener ese extra fresco y delicioso en nuestras comidas.

Source: womensfitness.co.uk

Source: womensfitness.co.uk

Primero, es importante pensar en todos los elementos necesarios para lograr crear nuestro jardín, sin temor a fallas, por más principiantes que seamos en el tema. Lo primero es saber qué queremos sembrar. Existe una buena variedad de hierbas aromáticas que crecen muy bien en interiores siempre que haya una buena fuente de luz. Es recomendable comprar plantas más que semillas, si es el primer acercamiento a un jardín de apartamento.

Las hierbas aromáticas que mejor crecen en interiores son: Romero, albahaca, tomillo, menta, estragón,  laurel, cilantro, salvia, lavanda y cebollín. Ahora es importante pensar en la ubicación y los recipientes adecuados. Estas plantas se adaptan muy bien en macetas comunes, siempre que te asegures de que tengan un agujero al fondo para un drenaje apropiado. También es importante ubicar tu jardín cerca de una ventana, o en el alféizar, para darle a tus plantas una buena fuente de luz en un ambiente aireado. También debes buscar buena tierra para tus macetas y remover el suelo de vez en cuando sin dañar las raíces, para que  tus plantas se mantengan saludables. Todos los elementos necesarios puedes conseguirlos fácilmente en cualquier vivero.

Ahora, una vez tengas tu jardín organizado, debes recordar que estas hierbas requieren de tus cuidados, pero no te preocupes, no es  mucho esfuerzo. La gran mayoría todas las hierbas aromáticas se deben regar cada 2 ó 3 días en verano y cada 5 ó 7 en invierno.

Eso es todo lo que se necesita para tener hierbas aromáticas frescas en todas comidas ¡todos los días del año! Así que anímense, y a disfrutar de la naturaleza en la ciudad.