Las bondades del Té

Publicado el febrero 16, 2018

El té es una de las bebidas más populares del mundo actualmente, y con sus miles de años de historia, es una de las que  tiene mayor cantidad de beneficios nutricionales y medicinales, además de una variedad extraordinaria de estilos y simbologías representativas en diferentes culturas.

Para poder dar una mirada más completa a esta excelente bebida, es necesario tener en cuenta varios aspectos. Las primeras menciones del té vienen de China, hace casi 5000 años. Según las leyendas chinas, por el año 2737 a.C.,  el emperador Shen Nung estaba descansando junto a un árbol de té,  cuando una suave brisa agitó las ramas del arbusto y algunas hojas cayeron dentro del agua que estaba hirviendo para calmar su sed. Shen vio que el agua adquiría un color extraño y, lleno de curiosidad, decidió probarla y le gustó el sabor. Así nació el té.

Source: studyinchina.universiablogs.net -

Source: studyinchina.universiablogs.net –

Oficialmente, se sabe del té en su pico de popularidad, tanto como bebida medicinal y de disfrute, dentro de la cultura china durante la dinastía Tang (618-907), en la que, gracias a su popularidad y la necesidad de transportar, comerciar y almacenar el té, se perfeccionaron los procesos para  las épocas de recolección, el cultivo y manejo de los arbustos de té, así como el de las hojas para su consumo. Creció tanto el interés en la bebida, que por la época se realizó el primer tratado sobre el té, escrito por Lu Yu (733-804), que se llamó “Cha Chang”, también conocido como el “Clásico del té”. Se cree que de allí se extendió por Asia y eventualmente, llegó a Europa alrededor del año 1557.

A partir de sus primeros procesos de almacenamiento y manejo surgieron las diferentes variedades principales del té, que son:

Source: Flickr.com

Source: Flickr.com

Té blanco: Se realiza a partir de los brotes más jóvenes, que no se han oxidado. En algunas ocasiones, el proceso incluye evitar la luz directa del sol, para disminuir los niveles de clorofila. Este tipo de té es muy escaso, por lo que tiene un precio bastante elevado. Su producción original viene de la provincia de Fujian, donde el proceso se mantiene en estricto secreto.

Té verde: Sin oxidación o fermentación. Es el favorito en Asia, y se le conoce por este nombre porque en su proceso de producción se toman las hojas verdes y se secan por medio de calor, para mantener la mayor parte de las cualidades de las hojas secas.

Oolong : También llamado té azul. Su oxidación o fermentación es media, como un punto entre el té verde y el negro. En su producción se fermentan sus hojas la mitad del tiempo que se utiliza en la producción del té negro.

Pu-erh: También llamado té rojo. A diferencia de los anteriores, que normalmente tienen su consumo luego de su recolección, el proceso de fermentación de esta variedad puede ser de 2 a 60 años en barricas de roble, por lo que sus hojas adquieren un tono cobrizo que se transfiere a  la infusión.

Té negro: Este té tiene un alto nivel de oxidación o fermentación proveniente del proceso de secado natural. Este té tiene un color rojo muy oscuro tras su preparación, y es el favorito en occidente. También en algunas partes de oriente, en donde se toma en bebidas especiadas.

De estas variedades principales han surgido múltiples sub-variedades adicionales, algunas tan extraordinarias y hermosas como el Blooming Tea, en el que una flor se abre lentamente en la tetera.

Source: shop.numitea.com

Source: shop.numitea.com

Sorprendentemente, el té tiene mucho más que ofrecer además del placer gustativo y estético; el té se conoce por tener muchas cualidades favorables para la salud, ya que es rico en antioxidantes necesarios para la prevención del cáncer, el té negro tiene cafeína en proporciones más bajas que el café, lo que estimula el flujo sanguíneo sin afectar el corazón, El té verde inhibe en parte la absorción de grasas malas y estimula el metabolismo, lo que ayuda a reducir de peso de manera sana y natural, también tiene efectos positivos en el sistema renal ya que ayuda a balancear los niveles de azúcar en la sangre. Todos los tés, en diferente medida tienen taninos, los cuales tienen propiedades anti-inflamatorias buenas para el sistema digestivo, aunque es bueno recordar que los taninos pueden inhibir la absorción del hierro, por lo que se recomienda beber el té una hora antes o después de la comida.

Todo esto demuestra lo extraordinario de esta bebida, y la razón por la que ha sido parte de la historia y la cultura de la humanidad durante milenios.