Zapatos de tacón alto: lo bueno, lo malo y lo feo

Publicado el julio 7, 2018

 

La moda trae cosas nuevas e interesantes todo el tiempo, y los zapatos de tacón alto no se quedan atrás, cada vez son más creativos, hermosos y altos. Pero la altura de los zapatos puede llegar a ser un precio muy alto que pagar por la moda, pues pueden llegar a afectar seriamente los pies.

Esto se debe principalmente a que los Zapatos de tacón alto concentran mucha presión en un área muy reducida, concentrando el peso en la planta del pie y la base de los dedos. Los zapatos de tacón alto también cambian el ángulo de la postura y la forma de caminar, lo que empuja las caderas hacia afuera, lo que en consecuencia lleva a mover más las caderas de un lado a otro y a arquear la columna vertebral más de lo normal.

Source:fropki.com

Source:fropki.com

Esto puede parecer sensacional en la pasarela y hacer que los hombres volteen a mirar en la calle, pero el resultado final puede ser la aparición de juanetes antiestéticos, deformidades de los dedos, dolor de espalda, tensión del tobillo y la degeneración de las articulaciones de la rodilla.

De hecho, los juanetes pueden llegar a tal punto que puede requerir cirugía correctiva. Si esto parece una exageración, solo hay que ver el caso de  Victoria Beckham, quien se vio obligada a recurrir a una operación para extirpar los juanetes causados ​​por años de uso de tacones altísimos.

Con los zapatos de tacón alto, la rodilla, la cadera y los músculos de la espalda baja se mantienen ligeramente flexionados, que puede causar tensión y dolor.

Ahora, esto no quiere decir que ahora hay que tirar todos los tacones altos y llorar su pérdida, pero es importante tratar de mantener un buen balance, comprar zapatos de calidad con buen diseño, es recomendable utilizar tacones con fibras naturales, que se ajusten más ergonómicamente, así como zapatos con plataforma interna que reduzcan la altura del tacón sin que se tenga que sacrificar en estilo. También es necesario usar zapatos de tacón y zapatos bajos alternativamente, para no exceder el esfuerzo del pie concentrando la presión siempre en el mismo punto.

La moda nos ofrece cosas extraordinarias, pero nunca debe ir por encima de nuestra salud y confort, porque siempre que se hagan elecciones informadas, ¡nunca habrá que escoger entre una y otra!