Mascarillas caseras para una piel envidiable

Publicado el octubre 3, 2017

Ya es hora de dejar de preocuparnos tanto por adelgazar, quemar calorías y lucir fit todo el tiempo. Al menos por un rato, podemos enfocarnos en tener una piel sana, bella que se vez más joven que la edad que en realidad tienes y te favorezca en tu aspecto general. Además, si nos vemos bien así mismo nos sentimos por dentro entonces los beneficios son muchos!

Se dice que la mejor herramienta para tener una piel saludable es una buena alimentación, y claro que si! comer bien, de todo un poco y balanceadamente asegura que recibamos todos los nutrientes que necesitamos. Sin embargo podemos darle una mano a este proceso alimenticio positivo y empezar a preparar en casa algunas mascarillas. Se trata de algo natural, algo fácil y económico con efectos positivos en nuestra piel. Para esto, tenemos aquí una serie de mascarillas caseras que pueden ser de gran utilidad.

Mascarilla de avena

Esta mascarilla es buena para hidratar naturalmente la piel.

Ingredientes: Manzanilla fría, 1 cucharadita de miel, 2 cucharadas de harina de avena. Mezcla la harina de avena, la miel y dos cucharadas de manzanilla. Extienda la mezcla por la piel, evitando siempre el contacto con los ojos  y déjela actuar durante 20 minutos.  Lávate la cara con la manzanilla restante.

 Mascarilla nutritiva

Mezcle la yema de un huevo con dos cucharaditas de miel. Realice un baño de vapor en el rostro durante por lo menos 10 minutos y a continuación aplique la mascarilla. Deje actuar durante 15 minutos y retire con agua tibia.

Mascarilla de yogurt

Una cucharada sopera de yogurt, una cucharadita de miel caliente y 10 gotas de limón. Mezcle todos los ingredientes y aplique la mezcla en el rostro con pincel o con los dedos, evitando el contacto con ojos. Deje actuar por una hora. Es importante recordar tener cuidado con la temperatura de la miel.

Mascarilla suavizante

Mezcle dos cucharaditas de miel con zumo de un limón y aplique durante 5 minutos. Luego enjuague con agua tibia. Si se aplica esta mascarilla diariamente, en una semana notará la piel más suave.

Mascarilla para piel seca

Prepara la mascarilla machacando un aguacate entero. Añádale un poco de leche y mezcle hasta que la textura quede lo suficientemente pastosa. Aplique la mascarilla en el rostro y el cuello. Déjala actuar durante 20 minutos. Enjuague el rostro con agua tibia.

 Mascarilla para piel grasa

Ingredientes: 1 clara de huevo, 1 tomate maduro, 1 cucharada de levadura de cerveza, 1 taza de agua, 3 hojas de laurel seco. Prepare un té con el agua y el laurel y déjelo reposar hasta que se enfríe. Prepare la clara a punto de nieve y añada el tomate pelado y machacado. Agregue la levadura y dos cucharadas del té preparado previamente y mezcle bien. Aplique la mezcla en las zonas más grasas del rostro. Deje actuar durante 15 minutos, y luego enjuague bien con el resto del té.

Mascarilla para limpiar, cerrar poros y reafirmar la piel

Licúe un pepino maduro mediano. Luego mézclelo  con una cucharada de leche en polvo y una clara de huevo, hasta que consiga la textura de una pasta consistente. Aplique la mascarilla y deje actuar durante 30 minutos. Finalmente, enjuague inicialmente con agua tibia y luego con agua fría.

 Mascarilla de fresa, yogurt y plátano

Prepare un puré con un plátano y una fresa. Añada una cucharada de yogur natural y mezcle bien. Aplique la mascarilla y deje actuar por 20 minutos.